Inicio / Libro / Mi lucha, edición completa y sin censura
Mi lucha, edición completa y sin censura

  • Título: Mi lucha, edición completa y sin censura
    Género:
    Autor:
    Editorial: Casa Editora Sigfrido
    Edición: 1° Ed.
    Año: 2013
    País: Colombia
    Idioma: Español
    Páginas: 413 págs.
    Clasificación: Libro digitalizado
    Formato: pdf
    Estilo: OCR
    Tamaño: 19.3 MB
    Sinopsis

    Este libro no necesita presentación, es una de las obras obligadas a leer para entender la mente de un personaje excepcional.

    430 páginas, esta es la primera edición completa de Mein Kampf en español, muy superior a las que llevan años en la web o que son editadas por editoriales sospechosas, versión traducida directamente del original alemán de 1943.

    Disponer de una traducción completa al castellano de “Mi lucha” ha sido desde hace años una necesidad y un trabajo continuo para lograrlo.

    La edición reducida oficial que se editó ya antes de la guerra civil española estaba aceptada por el NSDAP pero ajustada a la idea de España, y era menos de un 30% del texto total del “Mi Lucha.”

    Salió hace ya años en Chile, y la editó luego en España por ediciones Wotan, una edición que se presentaba como ‘completa’ del “Mi lucha”, con lo que pensamos que este tema estaba cerrado.

    Es la primera edición completa de Mein Kampf en castellano, traducida directamente del original alemán (edición de 1943).

    Esta traducción ha sido estrictamente revisada, y cotejada con otras ediciones tales como la traducción inglesa de James Murphy de 1939, editada por Hurst & Blackett, la versión americana de Ralph Manheim, editada por Houghton Mifflin en 1943, o la traducción francesa de 1934 a cargo de J. Gaudefroy-Demombynes y A. Calmettes.

    Paralelamente se ha realizado un exhaustivo estudio de las anotaciones contenidas en diferentes ediciones de Mein Kampf (traducciones al inglés, francés, portugués, polaco, italiano) que puede verse reflejado en las notas a pie de página introducidas en la presente obra, y entre las que hallarán también diferentes notas explicativas que amplían la información recogida en el texto y que pudieran ser de interés para el lector.

    Algunos ejemplos de errores detectados:

    -Comparando la página 233 del “Mi Lucha” edición de Chile con la 336 de la Edición de “Mein Kampf’ en alemán, podemos detectar la siguiente supresión (el texto en negrita es el suprimido, es decir, el que no aparece en la edición de CHILE):
    “Del producto de esa educación “religiosa” el propio judío es su mejor exponente. Su vida sólo se limita a esta tierra, (en la edición de Chile aquí se ha incluido un punto en vez de una coma) y su espíritu está tan íntimamente alejado del verdadero cristianismo como su esencia misma lo estuvo dos mil años atrás del gran fundador de la nueva doctrina. Se comprende que éste no hiciera secreto alguno de sus sentimientos hacia el pueblo judío, y que cuando hizo falta incluso agarrara el látigo para arrojar del templo del Señor a este adversario de toda la humanidad, que tanto entonces como siempre vio en a religión sólo un medio de existencia mercantil. Por ello fue Cristo clavado en la Cruz. En cuanto a nuestro actual “cristianismo positivo”, éste se rebaja a mendigar votos judíos en las elecciones, procurando acomodar sus combinaciones prácticas con los partidos ateos de los judíos”

    -Página 263 de la edición de Chile. Se ha suprimido el texto que se ha señalado en negrita y que sí figura en la edición reducida que fue editada en el III Reich y que era la habitual antes:

    “…toda persecución no conducirá sino a aumentar su fuerza interior.
    La grandeza del cristianismo no se debió a componendas con corrientes filosóficas más o menos semejantes de la antigüedad, sino al inquebrantable fanatismo con que proclamó y sostuvo su propia doctrina”

    -En la página 393 de la edición chilena se ¡han añadido palabras! al texto de Hitler. En negrita en este caso señalamos lo que se ha añadido y que no está en el texto original:
    -“Tampoco debía constituir [la SA] una organización secreta terrorista
    -“El peligro de las organizaciones secretas de atentados…

    -“Todas esas consideraciones me llevaron a prohibir siempre participar en organizaciones secretas terroristas”

    Queda claro, en el texto de Hitler, que él se oponía a las organizaciones secretas, fuesen o no terroristas. Al añadir ‘terroristas’ parece querer exculpar de la condena de Hitler a las sociedades secretas.


    Descarga
    • Si no lo visualizas es porque no estás registrado o no has iniciado sesión en el sitio.
    • Para iniciar sesión o registrarte en el sitio utiliza los siguientes enlaces: Registrar o Ingresar.
    Enlaces

    Deja un comentario