Inicio / Libro / Profecías del fin del mundo
Profecías del fin del mundo

  • Título: Profecías del fin del mundo
    Género:
    Editorial: Surgite!
    Edición: 1° Ed.
    Año: N/A
    País: España
    Idioma: Español
    Páginas: 82 págs.
    Clasificación: Libro electrónico
    Formato: *.pdf, *.epub, *.doc
    Estilo: Texto capturado
    Tamaño: 1.24 MB
    Sinopsis

    El libro Las profecías de la beata Ana Catalina Emmerich, nos narran las visiones de la monja canonesa agustina, mística y escritora alemana que gue beatificada por el papa Juan Pablo II el 3 de octubre de 2004.

    Desde pequeña decía tener visiones en las que se le aparecía principalmente Jesucristo cediéndole su cruz. Ingresó en un convento de agustinas. Cuando tenía 24 años le empezaron a aparecer heridas sangrantes, estigmas que se hacían visibles periódicamente en Navidad y Año Nuevo. La primera de ellas el 29 de diciembre de 1812.

    Sus visiones fueron descritas por Clemente Brentano, poeta y novelista del Romanticismo alemán, una vida religiosa, con visiones y estigmas.

    Actualmente, Ana Catalina Emmerick es admirada por sus visiones entre los cristianos católicos. También ha sido considerada entre los ortodoxos y los grupos protestantes por medio del film La Pasión de Cristo.

    En el año 2003, el actor Mel Gibson, católico, eligió a Emmerick como fuente alterna al Evangelio para elaborar su película La Pasión de Cristo. Tanto Gibson en su película y Emmerick en su Dolorosa Pasión, han sido criticados como antisemitas por la Liga Antidifamación. Los defensores de Emmerick han argumentado que Clemente Brentano, transcribió las visiones de Emmerick a forma escrita, y que pudo haber embellecido el texto con sus propios complementos.


    Descarga
    • Si no lo visualizas es porque no estás registrado o no has iniciado sesión en el sitio.
    • Para iniciar sesión o registrarte en el sitio utiliza los siguientes enlaces: Registrar o Ingresar.
    Enlaces

    Un comentario

    1. Ikarosu Tōma

      Publicación actualizada.

    Deja un comentario